Deja un comentario

EL 4 TERCIO ALEJANDRO FARNESIO


PRÓLOGO
NUESTRO TERCIO
Todo lector de los libros y trabajos de investigación histórica de mi querido amigo Plácido Rubio Alfaro habrá apreciado su gran amor tanto por su Patria, España, como por su lugar de nacimiento, Villa Sanjurjo (la actual Alhucemas), en el antiguo Protectorado Español en Marruecos. De hecho, él afirma tener alma española y corazón rifeño.
En la primera obra de su trilogía sobre Alhucemas, Plácido anunció que la vida castrense en nuestro pueblo merecía por sí sola un libro. Así lo ha hecho y lo ha reflejado a través de una documentada exposición de los principales acontecimientos vividos por una determinada unidad militar, el Tercio «Alejandro Farnesio» 42 de La Legión.
Desde 1925 hasta 1959 distintas Unidades de las Armas y Cuerpos del Ejército Español tuvieron sus acuartelamientos en Villa Sanjurjo, a todas ellas vaya desde aquí nuestro recuerdo y gratitud por su contribución a la fundación y desarrollo del pueblo y por la muy buena convivencia que hubo durante sus respectivos periodos de estancia, pues como decía D. Florián Gómez Aroca en sus memorias “la unión de civiles y militares creó una población con una sola clase: españoles “.
¿Por qué habrá elegido Plácido al 42 Tercio para dedicarle este libro?. Creo que por dos razones. La primera de ellas es el deseo de manifestar que para muchos antiguos residentes de Villa Sanjurjo ese Tercio es algo nuestro, de ahí que lo consideremos “Nuestro Tercio”. Durante la década de los 50, fuimos testigos de la fundación del Alejandro Farnesio, de su evolución e integración con la población civil. Se convirtió en uno de los protagonistas de la vida diaria de nuestro joven pueblo y con la disciplina, marcialidad, pulcra uniformidad y correcto trato de sus componentes alcanzó una meta difícil de lograr por cualquier entidad civil o militar, la de ganarse el afecto y respeto de aquellos ciudadanos que tenían algún tipo de relación con el Tercio y, también de los que éramos meros espectadores de sus actividades. La segunda razón, es de tipo personal. Por muchos es sabido que Plácido recibió hace años, con legítimo orgullo, el diploma de Legionario de Honor en reconocimiento, entre otros méritos, a su manifiesto espíritu legionario; el autor, con este libro, de nuevo rinde homenaje a La Legión.
Cuando Marruecos obtuvo su independencia en 1956, los españoles residentes en Villa Sanjurjo fuimos conscientes de que el inminente tras-lado de la guarnición española, especialmente del 42 Tercio, supondría la desaparición de un eslabón esencial en la cohesión de la estructura de nuestra colectividad. Su salida, pese a ser escalonada, nos llenó de inquietud y marcó el principio de nuestra diáspora.
Nuestro 42 Tercio fue enviado a las tierras africanas del Sahara Español y tras ciertas difíciles vicisitudes reapareció, años más tarde, en Ronda (Málaga). En la actualidad continúa siendo una de la Unidades de elite de nuestro Ejército y los que antaño siendo civiles, convivimos con él seguimos con interés las noticias referentes a sus actividades que, a nivel nacional e internacional, aparecen en los medios de comunicación.
En cuanto a tu futuro, querido Tercio Alejandro Farnesio, tengo la firme convicción de que la preparación, compañerismo y amor a España de los hombres y mujeres que visten el glorioso uniforme de La Legión serán la mejor garantía para que el éxito te acompañe en cuantas misiones te sean asignadas. Yo, como antiguo residente en Villa Sanjurjo, te deseo lo mejor.
Diego A.
Coronel de Artillería

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: