Deja un comentario

CRONICAS DE MARRUECOS

No deja de tener gracia la curiosa observación que los indígenas hacían al principio sobre nuestras tropas y sus armamentos. Al ver a nuestros soldados armados de carabinas, decían: «España tener soldados pequenios y tener que llevar fusila pequenia».
Gracias a la relativa libertad de que gozan los prisioneros en Annua!, pudieron simular que iban a lavar su ropa en el cercano rio, por lo cual abandonaron el campamento a media tarde, y a las seis trasponían sus orillas y empezaban la huida que había de salvarles. “

Tienen su propia historia estas Crónicas de Marruecos, de las que para esta edición se han extraído las piezas más significativas, así como el prólogo de Camilo José Cela, que explica parte de esa historia. Xosé Ramón e Fernández Oxea, protegido por el seudónimo «Ben-Cho-Shey», escribió y publicó estas crónicas destinado en Marruecos tras la Rota de Annual. Un testimonio cuya resistencia al tiempo le otorga su indiscutible valor histórico y antibelicista en estos tiempos de guerras, no por televisadas menos cruentas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: